• 23 de mayo de 2024 15:44

«¡MAMÁ!», FUE EL GRITO DE AUXILIO DE LA QUINCEAÑERA, CAYÓ AL SUELO Y MURIÓ

PorAlcalá Noticias

May 30, 2023

Mari Carmen Rosas Alcalá
Al lado de una capilla de la virgen de Guadalupe quedó el cadáver de Karina Martínez González, joven de 15 años de edad asesinada en el municipio de Cosoleacaque.
La quinceañera ahora forma parte de la estadística de primer lugar de feminicidio en el estado de Veracruz, compañeros y amigas empezaron a llegar a la escena del crimen, no daban crédito de lo sucedido.
Hace apenas unos meses habían celebrado sus quince años, con un pequeño convivio en su casa, no pidió una gran fiesta, un modesto vestido, su familia reunida, acompañada de la gente que le amaba.
Martha la madre de Karina dio a conocer a las autoridades, que se encontraba cenando al lado de su hija en el abarrote que se ubica en el mismo domicilio, y que Karina le apoyaba a atender.
Su hija al terminar de comer se levantó y salió al corredor de la casa que está habilitado como un taller mecánico y de hojalatería, labor a la que se dedica la pareja de Martha.
Segundos después se escucharon las detonaciones, “¡Mamá!», alcanzó a decir Karina que cayó desplomada por un balazo que recibió en la frente, el cuerpo de la adolescente quedó al lado de la capilla y de una camioneta.
El padre de crianza se encontraba debajo de la camioneta que reparaba, pudo observar cuando Karina cayó al suelo y escuchó que sujetos desconocidos abordo de una motocicleta huían de la escena.
La madre al escuchar como su hija le pidió ayuda, salió corriendo a su encuentro, pero la joven no resistió los balazos de los agresores.
Hace apenas un momento Martha y Karina estaban cenando, ya preparándose para descansar, luego de una jornada de trabajo, ahora su hija estaba sin vida.

Martha pedía que todo esto fuera un mal sueño, oraba y suplicaba por ayuda de médicos, pero la bala en su frente había terminado inmediatamente con Karina.
«Todos salimos para ver qué pasaba, solo escuchamos los gritos de una madre desesperada que pedía ayuda para salvar a su hija…ella ya estaba muerta».
Autoridades se dieron cita para el levantamiento del cuerpo en la calle Marco Antonio Muñoz en el Barrio Segundo, los vecinos piden seguridad, dicen que la familia que ahora pasa por esta desgracia, son personas trabajadoras y no son problemáticas, creyentes a su religión católica.
«Karina era una joven alegre y guapa, hace unos días estábamos en un cumpleaños, le dijimos que marzo estaba próximo y celebraríamos sus 16 años, que ese día de los pastelazos no se salvaba, ella sólo sonría», refiere un amigo.
Ministeriales investigan este feminicidio, siete mujeres asesinadas en las últimas horas, otra muerte más en la que las autoridades actuales guardan silencio.

«Nunca pensé que esto me pasaría a mí, miraba como les sucedía a otros, pero no imaginé que podría pasarle a mi familia», Martha González, madre de Karina, al preguntarle sobre los casos de feminicidios en el sur de Veracruz.
El miércoles por la noche sujetos desconocidos arribaron a la casa de la familia, y con un disparo en la frente de Karina acabaron con su vida, aunque la joven gritó pidiendo ayuda a su madre, ella no alcanzó a auxiliarla, porque murió de inmediato.
Martha recuerda que su hija aprendió a decorar uñas en tutoriales de YouTube, «nuestras amistades llegaban a verla y en el corredor les hacía trabajos y cobraba cincuenta pesos», pronto iría a tomar cursos para ser estilista y poner un local en su mismo domicilio, mientras atendía el negocio de abarrotes.
Ahora su madre guarda como un tesoro, la pequeña maleta de los accesorios que utilizaba Karina, al igual que unas fotografías de los trabajos que realizó en vida, «no entiendo porque asesinan a las niñas», expresa entre lágrimas.

El 5 de marzo de este 2020 la joven cumpliría 16 años de edad, hace casi un año la familia se había reunido en el corredor de la casa, la comida se cocinó en vaporeras para la celebración de los quince años de Karina, esas mismas ollas se usan hoy en su funeral.
«Ya no quiero justicia, Dios sabrá, lo dejo en las manos de Él, yo ya perdí a mi hija, a mi niña, nadie me la va a regresar».
Algunos municipios entre ellos Cosoleacaque y Coatzacoalcos, se unen al paro Nacional llamado «Un día sin mujeres» el próximo 9 de marzo, evento convocado por feministas para concientizar la importancia de las mujeres.
En el estado hay 157 casos de feminicidios aún con la nueva reclasificación de la Fiscal Verónica Hernández, colocando a Veracruz en primer lugar a nivel nacional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *