• 1 de marzo de 2024 20:46

El Frente frío la dejó sin casa, de milagro se salvó una familia en Coatzacoalcos .

PorAlcalá Noticias

Nov 24, 2023

 

 

Mafer Mortera/ Coatzacoalcos,Ver.

 

 

Eran alrededor de las 6:00 horas de la mañana cuando un fuerte viento se llevó las láminas de una humilde vivienda, el aire entro tan fuerte que derrumbo las paredes. Todo quedó tirado, los pocos muebles que habían se echaron a perder, incluso se quedaron sin camas, hoy siguen pasando frío debido al FF11 en el sur de Veracruz.

 

 

Afortunadamente aquella vez que se quedaron sin casa, lograron salir a tiempo sin que esa tragedia cobrara alguna vida de los integrantes de la familia, ahora se hacen llamar “Mujeres de fe”.

 

Alba Abril Alvarado y su suegra son las mujeres que viven en esa casa, junto a unos niños. Desde hace tres semanas no tienen un hogar y entre ellas se han apoyado en esta dificil situación, ahora viven en la intemperie.

 

«Mi hija vino de visita de Veracruz, estaba aqui y mi hijo se acaba de haber ido, quizá tenia unos 10 minutos de haberse ido a su trabajo cuando vino una rafaga de viento pero horrible y salimos y mi hijo me dice mamá, mamá se desprendieron las láminas pero al decir se desprendieron, todo se vino abajo”, recuerda la suegra de Alba.

 

Y es que el frente frio Numero 8 vino con fuertes rafagas de vientos lo que provocó que muchas personas se vieran afectadas, entre ellas esta familia que es integrada por cuatro niños menores de edad quienes necesitan estudiar e ir al kinder.

A pesar, de que la casa era de lamina y madera, era el patrimonio de la familia, tenían un lugar caliente, una cama y cobijas, una estufa para hacer café, una mesa para desayunar todos juntos. El FF8 les quito eso. Se quedaron en la calle.

 

La vivienda humilde pero acogedora que se ubicaba en la colonia Petroquímica en la calle Lázaro Cárdenas entre Francisco Zarco y Carlos Gómez de Coatzacoalcos, quedó completamente destruida, las paredes totalmente derrumbadas y parte de lo que era un hogar calido se convirtió en algo inhabitable para esta familia.

 

Ante esto, ellos se quedaron sin hogar, en aquella casa donde los niños solían jugar y divertirse, ahora sus juguetes lucen arruinados y llenos de tierra.

 

Una tía de Alba, madre de los pequeños, les prestó un espacio por un tiempo determinado, se trata una casa chica donde al menos consiguieron cubrirse del frio mientras arreglaban su situación. Han pasado los días y desafortunadamente no han recibido ningún apoyo ni de las autoridades y tampoco los ciudadanos para poder construir de nuevo su humilde casa, ahora tienen que desalojar la vivienda prestada y volver a regresar a vivir a la intemperie.

 

Ellas no se sienten cómodas al estar en esta condición, pero siguen con esperanza.

 

«De los días que paso el desastre estuvimos aqui de lo que se podia rescatar que el aire aventada para acá,fue con lo que estuvimos ocupando, como ropa que estuvimos lavando, unos trastes y de ahí pues todo lo demas se daño, se hecho a perder.» lamenta la afectada.

 

Las rentas son caras,el esposo de Alba sale a trabajar más de 12 horas diarias para tener un poco de dinero y ayudar a su familia, sin embargo apenas y da para comer. Su suegra de 68 años, cuenta que jamas le habia pasado una experiencia tan horrible, y sobre todo se encuentra preocupada por sus nietos quienes necesitan ir a la escuela y tener un hogar donde estar.

Y es que afortunadamente no paso a mayores y solo hubieron daños materiales, incluso la televisión le cayo en la parte de la cabeza a su hija, nada de gravedad, “gracias a Dios pudimos salir sanas y salvas”, expresa Alba.

 

 

Actualmente se encuentra el frente frío número 11 y ellos temen a no tener una vivienda donde cubrirse, ha sido una experiencia que sin duda les marco su vida. Los niños cuando pueden van al kinder, su papá trabajando y su abuelita con su mamá buscan cuidarlos y protegerlos.

 

Es por ello, que con desesperación piden ayuda a los ciudadanos para que sean apoyados. Usted puede donar un ladrillo, clavos, madera, láminas, algo que no ocupe o le haya sobrado, será para reconstruir el pequeño hogar de la familia.

Si usted gustar poner un granito de arena puede ir a su domicilio o bien marcar al 921 119 7408.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *