• 15 de abril de 2024 19:19

Ex contralor de Sayula de Alemán asegura fue despedido por negarse a interponer denuncias falsas

PorAlcalá Noticias

Jul 13, 2023

Alejandro Ávila

 

Sayula de Alemán, Ver.- José Manuel López Pavón, ex Contralor del municipio de Sayula de Alemán, declaró en entrevista que fue despedido de su cargo por negarse a interponer denuncias falsas en contra de personas inocentes.

 

López Pavón, contador público de profesión, cuenta con amplia experiencia en la gestión municipal tras haber participado en diversas administraciones en gestiones anteriores; el exfuncionario aseguró que esta es la primera vez que tiene un conflicto con un presidente municipal.

 

José Manuel López tomó protesta en febrero del 2023, y solo estuvo en el cargo 6 meses, pues en julio de este mismo año la alcaldesa, Lorena Sánchez Vargas, lo dio de baja tras negarse a cometer actos de corrupción en favor de la presidenta municipal, sus hermanos y su principal operador, Lorenzo Ruiz Cazarín.

 

En entrevista, el ex servidor público relató los problemas a los que se enfrentó en los pocos meses que participó en la administración de Lorena Sánchez Vargas, ya que la ignorancia de la edil para el manejo de los recursos públicos, y sus intentos de gestiones al margen de la ley, ocasionaron conflictos laborales.

 

“El trabajo laboral del Contralor es muy diferente al del Jurídico, ahí comenzó el roce y el problema pues no se daba el trabajo en equipo, pues él quería imponer las cosas, quería hacer marrullerías, cosas que iban a generar conflicto al municipio o a mí mismo a futuro, cosas ilegales”, cuenta en entrevista.

 

DENUNCIAS FALSAS

 

“Querían que participara como testigo en denuncias inventadas en la Fiscalía, quieren modificar la veracidad o las palabra de los hechos, yo no estuve de acuerdo, por ese procedimiento yo me negué, la capacidad de que en determinado momento se inventaran cosas ante la autoridad, yo no estoy para eso, soy un profesionista con mucha capacidad, y dije que yo no había venido a trabajar para prestarme a esas cosas”, relata el ahora ex servidor público.

 

Desde ese momento, el contralor se volvió incómodo para la camarilla de la alcaldesa, sobre todo para los hermanos y el primer círculo de poder de la edil en donde todos mandan y todos actúan como jefes.

 

A su parecer, la mayoría actúa de esa forma porque ignoran la ley, los procedimientos, y sobre todo, desconocen que esas acciones ilegales más temprano que tarde les traerán consecuencia negativas, incluso, la cárcel.

 

Las denuncias en donde lo querían emplear como testigo estrella eran en su mayoría contra el síndico, Bartolo Lagunes Grajales, así como integrantes de su antiguo equipo de trabajo, los que la ayudaron a llegar al poder, pues en Sayula no contaba con simpatía, contra todas esas personas que actualmente mantiene acosados con denuncias de hechos falsos.

 

Denuncias tramitadas en la Fiscalía Anti Corrupción en donde Lorena Sánchez ha presentado numerosos expedientes contra su ex equipo, todo a base de falsedades.

 

El ex servidor público dijo que los señalamientos eran para afectar a un más a esas personas, y así, ponerlos tras las rejas, para cumplir las amenazas que constantemente les hacía Lorena Sánchez Vargas en las sesiones de Cabildo cuando pedía rendición de cuentas, y ella, en torno de burla, les amenazaba con hacerles lo mismo que le pasó al tesorero, Rafael González Cárdenas.

 

“Eran denuncias que ellos pusieron (en 2023) y ellos querían que yo metiera información falsa”, remarca.

 

El ex contralor describe a Lorenzo Ruiz como un sujeto sin límites, desconocedor de los procedimientos administrativos y del respeto a la ley y que todo lo quiere arreglar mediante triquiñuelas y marrullerías. Algo a lo que definitivamente no se iba a prestar, y es ahí donde inician los roces más fuertes.

 

Como medida de acoso, indica, poco a poco lo fueron aislando, incluso, hasta el sueldo le redujeron en un 25 por ciento.

 

“Cuando pido los recibos de nómina y que me justifiquen por qué me bajaban el salario, no me dijeron nada. No me entregaron ningún documento. Es más, hasta la fecha, que yo presenté mi renuncia, no le han dado ningún tipo de finiquito, ni beneficios a los que tiene derecho por ley».

 

Cabe mencionar que, Lorena Sánchez Vargas, se presume como una de los presidentes municipales que están bajo la «protección» del secretario de Gobierno, Eric Cisneros Burgos; mismo que ha evitado que las denuncias de la Fiscalía General de la República (FGR) en su contra, por falsificar declaraciones, surtan efecto.

 

Finalmente, el ex Contralor dijo que, otro de los detalle al que se enfrentó, era la constante intromisión de los hermanos de la alcaldesa, incluso sobrinos, tías, que constantemente están en el Palacio dando órdenes como si fueran jefes de servicio.

 

Nunca, hasta que fue renunciado, tuvo acceso, por ejemplo, a la nómina municipal, a los datos de quienes recibían pagos por obra pública, apoyos, etc.

 

Incluso, no le daban la información tan elemental como para alimentar la página de transparencia, con los balances básicos.

 

Las áreas como Tesorería y todas las que manejaban recursos, operan de manera discrecional y en completas tinieblas. La opacidad es completamente la norma bajo la cual Lorena Sánchez Vargas y su parentela han conducido las finanzas en Sayula en los últimos meses.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *