• 19 de abril de 2024 15:07

Protocolo de IPAX con opción de causar muerte si sus vidas o de otros están en peligro

PorAlcalá Noticias

Jul 27, 2023

 

Ángeles González Ceballos

Xalapa, Ver

 

El protocolo de actuación para los elementos del Instituto de la Policía Auxiliar y Protección Patrimonial (IPAX) justifica, para el uso de la fuerza pública, el poder llegar a matar a alguien como último recurso para garantizar su propia vida.

 

Asimismo, si existe peligro de que otras personas puedan perder la vida.

 

El protocolo define que los elementos policíacos pueden utilizar la fuerza letal como una acción de último recurso excepcional permitiendo el uso de armas menos letales o de fuego con la finalidad de repeler y neutralizar la agresión no teniendo otra opción para proteger la vida de las personas ajenas o la propia, a sabiendas de que existe un alto riesgo de causar la muerte del agresor.

 

El documento enlista una serie de acciones para cumplir con su labor y garantizar la seguridad del entorno que les corresponde vigilar y cuidar.

 

El impacto del uso de la fuerza estará graduado de la siguiente manera:

 

Por la persuasión donde se solicita cese de la resistencia a través del uso de comandos verbales o de simple presencia del elemento, para lograr la cooperación de las personas con estos.

 

En todos los casos se establece evitar la violación de Derechos Humanos y garantizar la salvaguarda o el establecimiento del orden y la paz públicos, en el ámbito de competencia del Instituto.

 

La restricción de desplazamiento para determinar un perímetro con la finalidad de controlar la agresión, evitando la toma, destrozo, daño o incendio de la propiedad pública o privada y de instalaciones o infraestructura.

 

Queda definido que la sujeción es utilizar la fuerza física con moderación para lograr el control o aseguramiento de los agresores.

 

En tanto que la inmovilización se refiere a utilizar la fuerza física con intensidad, pudiendo emplear medios o equipos destinados a restringir la movilidad de las personas para lograr su aseguramiento.

 

La incapacitación se refiere a hacer uso de la fuerza física con máxima intensidad, permitiendo el empleo de armas menos letales, así como sustancias químicas irritantes que perturben las funciones sensoriales.

 

Ello, con la finalidad de neutralizar la resistencia y la violencia, teniendo alta probabilidad de causar lesiones que no pongan en riesgo la vida del agresor o agresores.

 

Mientras que la lesión grave permite el uso de armas menos letales o de fuego con la finalidad de neutralizar a los agresores y proteger la integridad de la autoridad o de personas ajenas, con alta probabilidad de dañar gravemente al agresor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *