• 14 de abril de 2024 10:39

Se recupera guatemalteca que fue baleada en el sur de Veracruz

PorAlcalá Noticias

Sep 6, 2023

 

Osvaldo Antonio Sotelo/Foro Coatza

Coatzacoalcos, Ver.-

 

 

El Hospital de Especialidades IMSS-Bienestar “Valentín Gómez Farías” de Coatzacoalcos, Veracruz, salvó la vida de Julia, originaria de Guatemala, quien, en la búsqueda del sueño americano recibió tres impactos de arma de fuego que la llevó a un estado de salud crítico, ameritando diversos procedimientos que resultaron satisfactorios y le permitieron tener una segunda oportunidad para reunirse con sus seres queridos.

 

El médico intensivista del modelo IMSS-Bienestar, Armando Solórzano Guerra, explicó que Julia, de 31 años ingresó en estado de salud grave por un diagnóstico de choque hipovolémico (por pérdida de sangre) grado cuatro, ocasionado por un trauma importante por herida de arma de fuego, por lo que su esperanza de vida era mínima.

 

“Fue sometida a dos cirugías de control de daños y después a otra más para la reparación diafragmática. Fueron necesarios los soportes ventilatorio, neurológico, renal y hemodinámico, los cuales se fueron reduciendo y retirando paulatinamente hasta lograr la extubación del ventilador como el último soporte”, mencionó Solórzano Guerra.

 

El médico resaltó que el ingreso al Hospital de Especialidades de IMSS-Bienestar se dio de seis a ocho horas posteriores a las lesiones, de tal forma que tuvo resultado exitoso la atención oportuna que Julia recibió en el área de Urgencias, así como en la Unidad de Cuidados Críticos.

 

“Para la atención de Julia se requirió el trabajo multidisciplinario de cirugía general y el equipo de terapia intensiva. Eso fue suficiente para poder progresarla a todos los soportes multisistémicos. Estuvo en la Unidad de Cuidados Críticos 14 días con pronóstico reservado, hasta que finalmente salió.”

 

Después de 40 días de hospitalización, Julia fue dada de alta sin daño neurológico alguno ni complicación abdominal o pulmonar, a pesar de la lesión diafragmática que presentó.

 

La paciente manifestó su agradecimiento por la atención y cuidados que recibió del personal médico.

 

“Cuando desperté no sabía dónde estaba, no recordaba nada; las enfermeras y los médicos me decían que no me preocupara, que todo estaba bien. Poco a poco fui recordando, ellos me ayudaron a tener tranquilidad”.

 

Al volver en sí y darse cuenta de las instalaciones en las que estaba, se angustió porque no sabía cuánto tendría que pagar por los servicios y externó su preocupación al personal. Ellos le explicaron que la atención médica que recibió es gratuita y que su única preocupación debería ser estar bien para ser dada de alta.

“Agradezco de todo corazón lo que hicieron por mí para que yo reaccionara, para que yo volviera a la vida. Gracias IMSS-Bienestar por estar aquí y por todo también.”

 

En el caso de Julia, el hospital le proporcionó servicios médicos integrales, sin importar su calidad de migrante, porque como lo dicta la Constitución mexicana: la salud es un derecho de todas y todos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *