• 22 de mayo de 2024 06:27

Investigan quien mató a Minerva; vivía en una casa entre el monte en Canticas

PorAlcalá Noticias

Sep 15, 2023
 Mari Alcalá/  Cosoleacaque, Ver
 Las investigaciones señalan que el presunto feminicida es su esposo Efrain, aunque también pudiera ser un hombre con el que se le había visto muy cercana por el kilómetro 17.
 Y es que Minerva aún fue vista con vida el pasado martes cuando fue a sepultar a un familiar cercano en la congregación de Canticas del municipio de Cosoleacaque Veracruz.
 En la congregación de Canticas Minerva tenía su domicilio, una casa oculta entre el monte y aguas negras que se ubica sobre la calle Manuel Avila Camacho.
 Allí, en esa humilde vivienda fue localizada Minerva este jueves por la tarde, presentaba signos de violencia, semidesnuda, y con señales de asfixia. Pero ella fue asesinada días antes de acuerdo a los estudios periciales ya que su cuerpo estaba hinchado.
 Los vecinos del lugar recuerdan que Efrain fue visto el martes en el sepelio acompañando a su esposa Minerva, pero el miércoles muy de mañana tomó unas maletas y viajó toda la noche.
 Para los vecinos esto era normal pues se sabe que Efrain trabaja en compañías, así que iba y venía. Hoy fue localizado en Tamaulipas presuntamente se encontraba allá por trabajo y hasta se sorprendió por la muerte de su esposa.
 Sin embargo, esta versión ha quedado en duda ya que Minerva no fue asesinada este jueves sino desde el miércoles de noche o de madrugada.
 Se sabe, que otra persona que está siendo investigada es un hombre del kilómetro 17 y con el que Minerva se paseaba por las calles en ausencia del marido.
 Por lo contrario Efrain trababa para darle lo necesario a Minerva y aunque sabía de sus engaños por amor la perdonaba. Incluso testigos señalan que el esposo trabajaba y Minerva le daba el dinero al joven del kilómetro 17.
 “A mi se me hace que si fue Efrain cansado de se burlaran de él”, señalan testigos. Referente a Efrain hay buenas referencias, “era un hombre trabajador y tranquilo, siempre traía su dinero”, aunque también expresaron que entre Minerva y su esposo siempre había discusiones y peleas.
 Aunque ya hay dos personas que están siendo investigadas por la fiscalía, lo cierto es que, Minerva vivía entre el monte, sola, para llegar hasta allí había que pasar aguas negras, la vivienda más cercana estaba a unos 500 metros.
 Así que el asesino sabía que nadie escucharía sus gritos y que no irían en su auxilio. Así que pudieran surgir otros implicados en las líneas de investigación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *