• 23 de abril de 2024 08:13

Policías veracruzanos están a merced del hampa por descuido del Gobierno del Estado: Pepe Yunes

PorAlcalá Noticias

Mar 4, 2024

 

Alejandro Ávila

 

Veracruz, Ver.- Los problemas de inseguridad que tiene Veracruz se tendrán que resolver con una estrategia inteligente, pero sobre todo con su propia policía, la cual en estos momentos se encuentra a merced de la delincuencia y descuidada por el Gobierno del Estado, acusó José Francisco Yunes Zorrilla.

 

Pepe Yunes mencionó que, más del 80 por ciento de los veracruzanos siente inseguridad, la violencia ha sido la mayor preocupación de las familias durante los últimos cinco años.

 

«Veracruz no pueden normalizar el miedo ni la angustia en la que están viviendo las veracruzanas y los veracruzanos, y la forma como lamentablemente está repercutiendo en el aparato productivo de la entidad (…) la necesidad de involucrar la tecnología en las tareas diarias de seguridad, cosa que no sucede actualmente en Veracruz, la necesidad de fortalecer nuestros policías, de profesionalizarlas y equiparlas, lamentablemente el problema de inseguridad se resolverá con los policías, no contra los policías que hoy están solos a la merced del hampa y descuidados de su patrón que es el Gobierno del Estado», sentenció.

 

Según datos estadísticos, en los últimos seis años se han incrementado delitos de alto impacto como las extorsiones, robos a transportistas y el narcomenudeo en la entidad veracruzana; esto sin olvidar que  la violencia homicida aumentó a tal grado de que existen cifras de 10 asesinatos por cada 100 mil habitantes.

 

Pepe Yunes sostuvo este lunes un conversatorio con especialistas en materias de seguridad, con los cuales se analizó en conjunto los delitos que afectan a los veracruzanos, y la mejor manera para erradicarlos.

 

Llamó poderosamente la atención que los delitos ya no solo afectan a los adultos, sino que ha abarcado a los jóvenes y niños e, incluso estos se dan en espacios concurridos como parques y escuelas; la zozobra en la que vive la sociedad, señalaron, destruye el bienestar de comunidades enteras y frena la prosperidad de las economías locales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *