• 22 de mayo de 2024 06:35

“Fájese los pantalones gobernador” exigen padres de hijos asesinados por elementos de SSP

PorAlcalá Noticias

May 2, 2024

 

-Denunciaron que en al menos tres casos hay impunidad por complicidad entre las autoridades

Ángeles González Ceballos

Xalapa, Ver

Ante la impunidad en la que prevalecen los casos de tres jóvenes asesinados por elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en 2020, los padres de familia exigieron este día al gobernador Cuitláhuac García Jiménez, «que se faje los pantalones y se ponga a trabajar”.

 

“Pido que la señora Verónica nos dé respuestas, que nos reciba o quiere que le vayamos a cerrar nuevamente la Fiscalía, lo vamos a hacer, que no lo dude, porque vamos a luchar hasta lograr nuestro objetivo, asesinaron a nuestros hijos, dejando una nena indefensa, no tenían por qué quitarnos a nuestros hijos unos malnacidos.

 

Señor Gobernador pónganse las pilas, póngase a trabajar, qué hace ahí sentado detrás de un escritorio dando órdenes, que se faje los pantalones. Cuando hablamos con usted Gobernador 15 días después del asesinato de mi hijo, usted nos dijo: ya di órdenes a la Fiscalía, ellos saben todo de su caso, vayan, los están esperando. No había nada, Fiscalía dijo que no sabían nada”, reveló la madre de Gerson, la señora Guadalupe Castellanos Gómez.

 

Fue ahí donde reiteró y dijo al Ejecutivo: “Fájese los pantalones señor, aquí estamos los padres que estamos luchando por darle justicia a nuestros hijos”.

 

Este jueves los padres de Gerson Azael Castro Castellanos, Carlos Andrés Navarro Landa y de Gustavo Ortiz Hernández, asesinados en diferentes meses de 2020, dieron conferencia de prensa para denunciar la dilación en cada una de las investigaciones que se llevan por separado.

 

Asimismo, por la «complicidad» que existiría entre los fiscales encargados de las carpetas de investigación y la Secretaría de Seguridad Pública para no proceder en contra de los «asesinos» de sus hijos.

 

El padre de Gerson, Gerson Azael Castro Castellanos, señaló que la Fiscalía hace justicia cuando le conviene, porque los fiscales que han llevado la investigación saben quiénes golpearon a Gerson, pero no quieren hacer nada.

 

Asimismo, lamentó que la Comisión Estatal de Derechos Humanos no quiera hacer bien su trabajo, ya que aseguran que en estos hechos no está involucrada la Policía Estatal.

Además, reveló que con base en un dictamen de la clínica Vital se quiso criminalizar diciendo que el día de los hechos Gerson estaba drogado y cayó por unas escaleras y se mató.

 

“Este gobierno no nos ha dado la cara, exigimos una audiencia con el Gobernador y con reporteros para que se dé cuenta y haga justicia. Este gobierno quiere involucrar a nuestros hijos en delitos que no han cometido.

 

No quieren que salga a la luz nacional, hemos vivido un martirio, un calvario, la justicia nos ha puesto trabas, nos ha puesto muchos obstáculos en el camino. Ya denuncié porque investigaron a mi hijo muerto, eso es una intimidación por parte de la Fiscalía Anticorrupción”, aseguró.

Indicó que en este momento la carpeta de investigación está en manos de la titular de Investigaciones Ministeriales, Marcela Landeta, pero ella fue quien solicitó el dictamen para validar que Gerson iba drogado el día de los hechos.

 

“Mentira, aquí tengo una hoja del neurocirujano que llevó a cabo la cirugía. Él está diciendo que mi hijo ni drogas ni toxinas, lo hizo el hospital para lavarse las manos y la Fiscalía quiso. Se los tumbé también porque han querido incriminar a mi hijo para cerrar el caso”, manifestó.

 

Expuso que la fiscal Verónica Hernández Giadáns le dijo que no tenía conocimiento de dicho certificado médico, pero además existe un testigo que aseguró haber visto a los elementos policiacos que golpearon a Gerson.

 

“Yo supongo (que quiere proteger a los elementos de SSP) porque esto ya se hubiera aclarado, las cámaras de una señora fueron manipuladas, porque supieron que mi hijo estaba vivo, además hay un audio en donde mi hijo dice que se les escapa y que lo van persiguiendo y que lo ayuden, eran policías… a veces pienso que en el hospital me lo mataron porque iba a hablar”, expuso.

 

Por su parte, la señora María del Carmen Landa Ramírez, madre de Carlos Andrés Navarro Landa, golpeado y asesinado el 2 de mayo de 2020 en el Cuartel de San José, le exigió al Gobernador “que se ponga las pilas” y que no sólo sea un discurso.

 

“Queremos hechos, no puede ser que a cuatro años y él ya se va y deje esto inconcluso, que no minimice las cosas porque ahorita somos nosotros, pero mañana ¿quién va a ser?, les pido a todos esos padres que están pasando por la misma situación que se acerquen, que pidan justicia, porque no podemos seguir permitiéndolo”, aseveró.

 

Fue así que exigió al Gobierno y a la Fiscalía General del Estado que esclarezcan los casos de una vez por todas, “no podemos seguir esperando más tiempo”.

 

Cabe recordar que el 1 de mayo Carlos Andrés era artista callejero, serigrafista y rapero y habría salido a una reunión o a realizar un trabajo en el fraccionamiento Los Cántaros.

Luego vecinos de dicho fraccionamiento reportaron su presencia y luego la de policías estatales quienes lo detuvieron y en un video se le ve con un palo en las manos frente a los policías, acusando que lo querían secuestrar, luego se confirmó su muerte en el Cuartel.

La desesperada madre aseguró que no hay un solo detenido en este caso e insistió en que fueron entre tres y cuatro elementos quienes lo golpearon salvajemente dentro del Cuartel de San José.

 

Por ello acusó que el gobierno de Cuitláhuac García dejó que huyeran los responsables, de lo contrario, el caso ya se hubiera esclarecido, además refirió que hay videos en donde se ve que son varios los que lo golpean.

 

En el mismo sentido, la señora Julia Hernández Díaz, madre de Gustavo Ortiz Hernández, recordó que el 24 de octubre de 2020, fue detenido por una supuesta falta administrativa, pero “lo dejaron molido a golpes hasta quitarle la vida”.

 

Recordó que tras el crimen presentaron denuncia y por este asunto hay dos personas detenidas, pero ninguno ha recibido sentencia.

 

“Pido a las autoridades, al Gobernador, que le ponga todo el peso de la Ley a los asesinos, porque mi hijo no era un ave, era un ser humano y espero justicia como debe ser, no voy a dejar de luchar. Hay dos sujetos en proceso y espero no saber que al rato ya salieron porque todas las pruebas y acusaciones están contra ellos. Mi hijo no estaba enfermo”, aseguró.

 

Tras varias horas de confusión y falta de información respecto de la detención de Gustavo, les informaron que habría sufrido un infarto dentro de los separos, pero su esposa tomó fotos de su cuerpo y descubrió las lesiones que le propinaron los elementos policiacos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *