• 23 de abril de 2024 03:06

Codicia y crueldad en el asesinato de María del Pilar; “No lo hizo solo, ellos fueron y están libres”

PorAlcalá Noticias

Ene 4, 2023

Mari Alcalá/Minatitlán

Un disparo en la sien, de un arma que fue comprada ilegalmente  tiempo atrás. Nadie  escucho. Tal vez ese 24 de diciembre aquella detonación se confundió con el estallido de los  cohetes.

Pero… ¿el fuego y humo?, ¿la sangre regada por la casa?, ¿el olor a carne quemada?, ¿el ruido que hacía la pala tras quebrar los huesos que no se calcinaron?, “¿y nadie vio nada, nadie escuchó nada?”, se cuestionan los familiares.

Aún cuando Juan Francisco (Paco) confesó que solo había disparado, quemado, mutilado y tirado los restos calcinados en bolsas negras al camión de la basura, la familia no compra esa historia, pues en la casa del callejón Fernández vivían dos personas más, el esposo y la hija menor.

“Ellos fueron y están libres”, se escucha entre los pasillos de la funeraria Santa Cruz en Minatitlán.

Lo cierto es que tres personas vivían en la casa del callejón Fernández  así que de algo está segura la familia de María del Pilar: “Él no lo hizo solo”.

Todo inicia desde la invitación de la hija menor a la cena de Noche Buena a María del Pilar para “hacer las pases”.

“Ese día le rogamos que no fuera, que se quedara en casa”, relata una de las hermanas de María del Pilar, pero ella hizo oídos sordos y fue.

María del Pilar estaba cansada de pasar de denuncia a denuncia entre ella y sus hijos,  “violencia familiar”, “abandono de hogar”, entre otras carpetas abiertas desde el 2020.

Todo el conflicto se debía a la renta de locales que genera un aproximado de 90 mil pesos al mes, que María del Pilar  cobraba y administraba, virtud de ser contadora y por su experiencia que desempeñaba en PEMEX.

Pero a los hijos esto no les parecía, Paco y su hermana menor alegaban que su padre era quien debía cobrar. “Porque él es el legítimo heredero” aún cuando  el esposo de Pilar se encuentra enfermo.

Así que ellos por cuidar del padre se creían merecedores de todo el dinero, incluso lo encerraban para que no escapara  porque se dice que el señor deambula por la noches.

María Del Pilar enviaba despensas, pagaba los gastos médicos y de la casa, pero para los hijos esto no era suficiente. Querían todo.

Así que de acuerdo a las investigaciones el asesinato de María del Pilar fue planeado, la causa: La Herencia.

Tras llamadas sin respuestas al celular de María del Pilar,  se puso una denuncia por su desaparición, los sospechosos sus hijos y esposo.

Se sabe que el 25 de diciembre la policía fue al domicilio que señalaron las hermanas de María del Pilar, se encontraron con Paco, quien se mostró nervioso, y que esta actitud alertó a los elementos ministeriales que más tarde lograron detenerlo en el ADO intentando escapar a la Ciudad de México.

Juan Francisco, aparentemente para sus vecinos era un joven tranquilo, serio, aislado, sin amigos, sin novia e hijos, solo se la pasaba en casa.

Con una vida resuelta para vivir de la rentas de los locales de su padre, el único detalle: “su fastidiosa madre”, a quien culpaba de haberlos abandonado, aún cuando ya eran mayores de edad y no hacían nada para trabajar.

Para los expertos en el tema de la conducta humana, Paco presentaba  problemas de depresión, de ira acumulada, con trastornos que no fueron atendidos en su infancia, y que como una bomba de tiempo explotó.

En el velatorio desfilan los arreglos florales, personas vestidas de enfermeras, amigos con uniforme de Pemex y señoras que lucen faldas largas y floreadas de Juchitan Oaxaca, pues María Del Pilar era paisana y su familia emigró a Minatitlán.

Así que mientras María del Pilar es velada, casi todos pueden  ingresar  a despedirla, menos  las hijas y el esposo a quienes se les ha prohibido la entrada.

Tras ser detenido Paco confesó haber matado a su mamá, que había echado las bolsas negras al camión de la basura.

Los restos calcinados fueron hallados las primeras horas del 26 de diciembre en el basurero de Las Matas rodeado entre zopilotes.

Los restos de María del Pilar serán sepultados en el panteón de la Tacoteno este 04 de enero, a diez días del asesinato, los restos tardaron en ser entregados a la familia por la prueba de ADN.

“Tristemente se convirtió en realidad el mayor temor de tu madre Rosario López Sánchez, que te hicieran daño y hoy le toca tener que dejarte ir”, lamentan familiares.

Doña Rosario, madre de Pilar, ha perdido la vista a causa de la edad,  en el funeral de su hija  descansa en un mueble al lado del féretro, recibe las condolencias. 

Rosario siempre pensó que sus hijos terminarían matando a su madre, la codicia era mucha,  los constantes pleitos por dinero eran visibles,  su mayor temor se cumplió y  María del Pilar fue asesinada con crueldad, hoy llora por esta tragedia.

Juan Francisco N se encuentra tras las rejas y las investigaciones por la fiscalía aún no terminan.

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *