• 15 de abril de 2024 18:47

Toda una familia que trabaja en SSP quiere vincular con delincuencia a padre soltero

PorAlcalá Noticias

Jun 27, 2023

­

Angeles González Ceballos

Xalapa, Ver

 

Oscar Mújica Monfil, habitante de la colonia Jacarandas, del municipio de Emiliano Zapata, denunció acoso por parte de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, de la Fuerza Civil, IPAX, así como de la Policía Municipal que presuntamente son solapados por toda una familia que trabaja en la dependencia estatal.

 

En conferencia de prensa, el joven de 43 años de edad, de oficio taxista y padre soltero; explicó que la señora Juana Guadalupe Contreras Flores, actual pareja sentimental de su padre, es hermana de Miriam Contreras Flores, quien se encarga de dar cursos de capacitación a los elementos policíacos junto con su cuñado de nombre Roberto.

 

Asimismo, expuso que la trabajadora de la Contraloría de la SSP, María Elena Contreras Flores también es cómplice de muchas de esas situaciones irregulares que denunció como el acoso y persecución para tratar de vincularlo con la delincuencia.

 

Dijo que todo inició hace 38 años cuando su padre se juntó con Juana Guadalupe, quien incluso trató de asesinarlo en dos ocasiones y que ahora quiere evitar que se sepa a toda costa.

 

También afirmó que Jorge Gabriel Mújica Contreras, quien lleva el apellido de su padre, tiene un cargo dentro del C4, por ello es que cuando ha pedido el auxilio de las fuerzas del orden, éstas nunca llegan.

 

Afirmó que lo que están haciendo es difundir la idea de que es miembro de una banda del crimen organizado.

 

Refirió que en enero del 2020 personas intentaron asaltar el negocio donde laboraba, pero se opuso y uno de los asaltantes resultó herido, fue así que lo acusaron a él de haber agredido al presunto delincuente.

 

Aseguró que la FGE ocultó las pruebas negativas de rodizonato de sodio.

 

Además, comentó de que la juez de la causa pidió una investigación por tortura, ya que cuando lo detuvieron no fue llevado a los separos de San José, sino que lo torturaron para que firmara un documento en donde admitía su participación en un grupo de la delincuencia organizada.

 

Este fin de semana un elemento de la Policía Estatal, de nombre Abel, alias el Quicha o Max Still, llegó hasta su domicilio a agredir su propiedad y su vehículo, además de que lo amenazó de muerte y de desaparición, ahí su pequeña hija sufrió una crisis y la policía nunca llegó porque desde el C4 le bloquean el auxilio.

 

Finalmente, indicó que por todos los hechos existen cinco carpetas de investigación contra toda esa familia, pero la recomendación de la Fiscalía es que mejor se cambie de domicilio porque no se procederá contra ellos, pero su precaria situación económica no se lo permite y es por ello que pidió el apoyo del Gobernador.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *