• 27 de mayo de 2024 06:02

Dan el último adiós a Juan Chirro el mejor saxofonista de Oteapan

PorAlcalá Noticias

Oct 25, 2023
Oteapan, Ver
Mari Alcalá
Imagen del Golfo
Le dan el último adiós a Juan “el chirro” conocido saxofonista de la sensación tropical de México Los  OTVER’S, originario de Oteapan al sur de Veracruz y quien fue un referente de la música en los años ochenta y que en sus últimos años entregó su talento a Dios y el sax se escuchaba los sábados en una iglesia adventista.
Apenas se supo de su muerte por causas naturales,  los habitantes se reunieron para despedir a uno de sus mejores músicos de Oteapan. 
Las mujeres hacían tamales, los hombres acarreaban leña, ponían la carpa, traían las sillas, como si se tratara de una gran fiesta pero era el funeral de Juan “Chirro” 
Y es que Juan Damaceno Mendoza “el chirro” fue uno de los pioneros de la sensación tropical de México LOS OTVERS que grabaron discos y se presentaron en toda la República Mexicana.
Incluso, se refieren a “Chirro” como el mejor
saxofonistas de los años ochenta de las agrupaciones tropicales, contratados en los mejores eventos, muy solicitados para las mayordomías istmeñas en el salón Jardín Corona de Minatitlán.
Justo ahora en su casa, la música de viento está sonando, hay gente platicando, niños jugando, takualeras (cocineras con el tradicional refajo)riendo a carcajadas”, recuerda Juan Chirro en honor a su abuelo y quien heredó de él los ideales y el servicio por su gente. 
Y es que las takualeras recuerdan anécdotas que las abuelas contaban o que vivieron junto a Juan el Saxofonista, imposible parar de reír con tan bellos y gratos recuerdos. 
“Sabemos bien que solo dejo este plano físico y que su existencia estará con nosotros siempre a través de la alegría. Él fue gente de campo,  se crió en el monte y se adaptó también al trabajo en la cuidad, en el pueblo todos lo conocían porque era bien platicador y porque con sus amigos mostraron que la buena música que también nació en las comunidades”, continúa el orgulloso nieto de Juan Chirro. 
Ahí entre la gente se escuchan fragmentos de canciones que te llevan años atrás,  “Cata, cata, cata, catalina cuando mira el chirro el cuerpo se enchina”, y los recuerdos vuelven y van y se trasladan en aquella época. 
Se sabe que Juan Chirro hace seis años bajo a las aguas del bautismo, y que el mejor saxofonista que ha dado Oteapan le cantaba a Dios todos los sábados en una pequeña iglesia donde se congregó sus últimos años. 
Don Juan “el chirro” murió ya de edad, cansado, no le quedó debiendo a nadie, ni la vida a él,  logró triunfar en la música, en su familia, en su pueblo, en el país.
Ha sido sepultado en el panteón de Oteapan, pero los recuerdos que les regalo a cada habitante, seguidor y a su familia estarán en los corazones por siempre.
El cortejo funebre partió de su humilde vivienda en la calle Niño Perdido del Barrio La Cruz este martes al panteón municipal.  Juan “chirro” ahora descansa en el Señor esperando su segunda venida y el soñar de las trompetas, y es allí, cuando se pase lista y Juan Chirro diga presente, entonces  tomará su saxofón para unirse al coro celestial.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *