• 28 de mayo de 2024 19:35

Alumnos aceptan que agredieron a Caleb con un jugo congelado en el CETIS 72 de Cosoleacaque

PorAlcalá Noticias

Nov 6, 2023
+Familia exige que la escuela de una corrección ejemplar para que se acaben as agresiones entre los estudiantes
Mari Alcalá/ Minatitlán, Ver
“Echame paro wey, tu di wey, que yo quería salvar el jugo para dárselo a Toño, porque si no van a mandar a llamar a mi papá, y  a mi me van a putear y me van a dar una mega putiza wey”, se escucha en un audio de whatsapp, que tiene en su poder la familia de Caleb.
Caleb, alumno del CETIS 72 podría perder la visibilidad de un ojo debido a un golpe recibido con un jugo congelado al interior del plantel, denuncian familiares.
Y es que hace unos días Caleb se encontraba en la escuela cuando presuntamente fue agredido por sus compañeros quienes le aventaron el jugo  congelado en la cara.
El estudiante fue a parar al hospital, debido a que no paraba de sangrar,  y desde entonces tiene dolores de cabeza y otros malestares, el médico dio conocer a la familia que  Caleb sufrió fractura en la cara, ahora ocupa de tratamientos y medicamentos, relata Rosa Enríquez Hernández, familiar.
La escuela CETIS 72 que se ubica entre la colonia Diaz Ordaz y la Azteca en Cosoleacaque se ha pronunciado en un comunicado en  contra de actos de violencia, y suspendió por tres días a los presuntos agresores señalados por alumnos que fueron testigos.
Sin embargo, para la familia la suspensión de los alumnos agresores no es suficiente  castigo, ya han denunciando en la Fiscalía de Minatitlán, debido a que el joven presenta graves lesiones en la cara y un ojo está siendo afectado.
Incluso los alumnos que agredieron a Caleb se disculparon por WhatsApp, “No fue mi intención pegarte y dejarte así, disculpa  vieja no fue mi intención”, se lee en las conversaciones. 
Pensando positivamente, la familia espera que el estudiante de 16 años se recupere y pueda regresar a la escuela para seguir normal con su educación media superior, pero exige justicia para que se terminen estos actos de abusos  y no haya represalias.
La familia expone que los alumnos que agredieron no fueron expulsados del plantel y tampoco  se esclareció si aventaron el jugo y de manera accidental o con dolo para afectar al joven, de ser lo segundo, estaríamos hablando del delito de acoso escolar.
Ahora las investigaciones están a cargo de la fiscalía,  mientras tanto Caleb sigue con tratamientos,  por ahora los gastos salen de la familia de la víctima  puesto que los padres de los agresores se han lavado las manos y no se han hecho responsables.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *