• 1 de marzo de 2024 21:49

Los Bass Vela: familia de peregrinos de Yucatán que cumplen promesas en bicicleta desde hace 6 años

PorAlcalá Noticias

Nov 29, 2023

 

_En su paso por Coatzacoalcos, cuentan como se organizan para cumplir con su peregrinación a la virgen de Guadalupe_

 

 

Fluvio Cesar Martínez.

Coatzacoalcos, Ver. – Al llegar a Coatzacoalcos, Veracruz, lo primero que hicieron fue rezar la virgen de Guadalupe en el santuario de esta ciudad. Son la familia Bass Vela que desde hace seis años realizan peregrinaciones desde su natal Hunucmá, Yucatán a la Basílica de Guadalupe en la Ciudad de México, antes del 12 de diciembre.

 

Junto a otros trece peregrinos guadalupanos, son de los primeros en llegar a esta ciudad. Son dirigidos por José y Esther, la joven pareja que desde hace seis años realiza este viacrucis junto a sus tres hijos de dieciséis, once y seis años.

 

Los cinco integrantes de la familia, son los que lideran al grupo de peregrinos, donde todos tienen una historia, una promesa o un agradecimiento a la virgen del Tepeyac.

 

“Es una promesa que tenemos echa, desde que la última nación y dijimos con mi esposo peregrinar; hay cosas que hemos pasado difíciles y por cambios, son muchos favores y agradecimientos como familia, por eso es que los cinco realizamos juntos la peregrinación en bicicleta, aunque es difícil”, indicó Esther Vela.

 

Todos viajan a bordo de bicicletas, pero a los más pequeños los trasladan en un triciclo que habilitaron con todo lo necesario.

 

Pedaleando han recorrido cerca de 800 kilómetros para llegar a esta ciudad, desde su natal Hunucmá. En sus pechos y espaldas cargan la imagen de la virgen morena, que aseguran los guarda de todo peligro.

 

“Es la preocupación porque ellos vienen en un mototaxi y nosotros venimos pedaleando, pero se quedan atrasa, tenemos a quien nos cuida que es la virgen; pero si es preocupante ver como vienen con los camiones y cuando es tiempo de lluvia”, afirma José.

 

 

*Automovilistas no siempre los respetan*

 

Reconocen que el camino no ha sido fácil, sobre todo porque no siempre son respetados por los automovilistas aun cuando colocaron luces y bocinas a sus bicicletas. Aunque agradecen que no han sufrido algún accidente.

 

Irving, el hijo mayor, dice que se prepararon desde hace ocho meses de forma física, espiritual y mental para cumplir su promesa.

 

“Hay que agarrar un tiempo la bicicleta para no sentir aquí dolor en las piernas porque si cansa, lo máximo de esta ves fueron cuatro días, porque también ayudo a mi papá manejando la mototaxi”, señala el hijo mayor de Esther y José.

 

A pesar de la lluvia y el viento, no dejan que la antorcha guadalupana se apague. por día pedalean hasta cuatro horas de forma individual y cuando ya no aguantan se relevan.

 

Por el sur de Veracruz cruzan cerca de diez mil peregrinos caminando, corriendo o en bicicletas, entre los meses de noviembre y diciembre. Hombres y mujeres que son movidos por la fe a la virgen del Tepeyac.

 

“Primero le pedimos que nos ayude a llegar con bien y ahora pedirle que nos ayude a regresar a nuestros hogares tras cumplir nuestras promesas”, finalizan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *