• 1 de marzo de 2024 20:21

”Mi hijo no iba tomado, no sé porque Dios se los llevó”, Catalina quien vela a su hijo y nieto en Cosoleacaque

PorAlcalá Noticias

Ene 3, 2024

Mafer Mortera/ Cosoleacaque, Ver 

“Mi hijo no iba tomado, no sé porque Dios se los llevó”,  Catalina quien vela a su hijo y nieto en Cosoleacaque.

El 31 de diciembre la familia despidió el año 2023 y había planes para las primeras horas del 2024. Juan  había quedado con su hermana, que él iba a pasar por nosotros  como a las 11 de la mañana porque iba a Chacalapa a una comida, así me dijo, y él sabe que no me gusta eso pero le dije que si para que no me quedará sola, ‘¿bueno vienes por mi?’, y él me contesto: ‘si mamá’.  Entonces temprano  yo empece a marcarle, y nadie y nadie contestaba el teléfono, esta fue la última conversación que tuve con mi hijo, minutos después ya había pasado el accidente y estaba muerto”, con dolor lo expresa doña Catalina.

Juan García y el pequeño Juanito,  padre e hijo, fueron las  víctimas que fallecieron en accidente en Cosoleacaque. Gabriela y su hija siguen hospitalizadas y están en observación tras la intervención médica.

Juan García Terán era un conocido comerciante de tortas Megas en la  colonia Luis Donaldo Colosio, un joven trabajador quien velaba por el bienestar de su familia.

El primero de enero la familia viajaba rumbo a Coatzacoalcos, iban a desayunar,  y fueron embestidos por una camioneta negra que invadió el carril a la altura del Jobo de la carretera Antigua Minatitlán Coatzacoalcos.

 La peor parte le tocó a Juan y a su hijo “juanito” que quedaron prensados en el auto y murieron al instante. Mientras que su esposa Gabriela y su hija fueron trasladadas al hospital por elementos de protección civil de Minatitlán. 

Gabriela ya ha recobrado la memoria sabe que fueron víctimas en un accidente pero desconoce que su esposo e hijo murieron. 

De la camioneta negra que invadió el carril y luego se volcó tras salirse de la carretera se sabe que la bebé  de un año y la madre ya fueron dadas de alta. 


Mientras tanto en la casa donde velan a Juan y a “Juanito” doña  Catalina aclara que su hijo no iba en estado de ebriedad y pide a Dios que les perdone por tales declaraciones.

«Vino una señora ese rato y me decía porqué lo deje ir si iba tomado, y le dije: que Dios perdone a la persona que te dijo eso, aquí cenamos, hasta ahí nada más, convivimos con ellos, con mis hijos.» Dice Doña  Catalina madre de Juan, quien vela a su hijo y nieto.

Fue a inicio de año  cuando se registró un choque que  se llevó la vida instantáneamente del pequeño juan y su padre.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 10 horas de la mañana sobre la carretera antigua Coatzacoalcos-Minatitlán, mejor conocido como «canticas», donde  esta familia se dirigían a Coatzacoalcos a comer.

Lamentablemente no llegaron a su destino pues  una camioneta particular negra los embistió provocando que se impactaran, del fuerte impacto la unidad negra quedo volcada, mientras que el carro donde viajaba la familia de Juan quedó destrozado, ambos perdieron la vida de forma inmediata mientras que su esposa Grabiela Sosa Arrendondo y su hija fueron trasladadas a un hospital de Coatzacoalcos para su atención médica de inmediata.

Afortunadamente ellas quedaron vida, pero Juan y Juanito no lograron sobrevivir, Grabiela o como le dice su familia «Gaby» aún está en el hospital luchando por su vida, su estado de salud es delicada.

Será intervenida para una segunda operación porque se encuentra lesionada, pero hasta el momento sus familiares no le han infomado la fatal noticia de que  su esposo y su hijo ya no estarán más a su lado.

Gaby se cuestiona  y desesperandamente  le ha preguntado  a su familia si todo esta bien pero ellos no diran nada, hasta que se encuentre un poco más estable, ya que temen que la noticia perjudique su salud.

Doña Catalina sufre la gran perdida no solo de su hijo si no que también la de su nieto de 3 años,  con llantos lamenta el que ya no estén presentes.

Todos los vecinos, familiares y amigos dieron cita al domicilio en donde a un  lado se encuentra el local “tortas mega”, Juan García era  muy conocido en el municipio de Cosoleacaque.

En una caja blanca y otra café, yacen los  cuerpos del padre e hijo, el pequeño viste su atuendo favorito, una camisa de cuadros y un pantalon.

Su seres queridos  derraman lágrimas mientras se despiden del pequeño, donde a  lado  de su pequeña mano le pusieron  su juguete con el que jugaba, un carrito  rayo Mcqueen rojo el cual se llevará para siempre, abajo de su caja le  pusieron otro camión acompañado de arreglos que personas le llevan.

Doña katy, madre de Juan se encuentra con una profunda tristeza, ella solo tenia tres hijos entre ellos Juan pero ahora solo le quedan en vida dos de ellos.

Doña Catalina  cuenta que el 31 de diciembre se reunieron junto con Gaby y Juan para celebrar el año nuevo, salieron de la cena alrededor de la  01:00 horas de la mañana con destino a su domicilio, doña Catalina no se esperaba que esa noche seria la última vez que vería a su hijo y su nieto con vida, pues habían quedado en volverse a ver horas después del Año Nuevo.

«Yo no se por qué se fue, había comida aqui, porque no se vino para acá, tenia un pollo guisado, ¿por qué no se vino para acá?, ¿por qué se fue para allá?, lamenta doña Catalina madre de Juan.

Y es que Juan junto con sus hijos y esposa  iban a desayunar a coatza, cuando el faltal accidente le cambió los planes a esta familia.

Por último Catalina  pide que dé favor dejen de decir que su hijo iba en estado de ebriedad, «¿Cómo cree que yo iba a dejar a mi hijo, habiendo casa, dónde dormir, cómo cree que voy a dejar que se vaya? » aclaró su madre.

De  Juanito, su abuelita habla que quería mucho a su padre, eran muy cercanos “cada vez que lo regañaban él decía siempre que su mamá lo regañaba, y él era  fiel defensor de su padre”, dice.

Su familia cercana recuerda con cariño que el pequeño queria seguir siempre los pasos de su padre, su vestimenta la quería como su papá, pues lo admiraba, ahora juntos descansarán en paz.

El 1 de enero del año 2024 enluto a la familia Garcia, pasaron de la Alegría a la tristeza.

Que en paz descanse Juan y Juanito.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *