• 21 de febrero de 2024 14:27

Le dan el último adiós a Juan y Juanito; padre e hijo que fallecieron en accidente carretero en Cosoleacaque

PorAlcalá Noticias

Ene 4, 2024

Mafer Mortera/Cosoleacaque,Ver

El dolor de Catalina no termina, ha sepultado a su hijo y nieto, «¡¿Porqué?! ¡¿Porqué?! Yo te estaba esperando», grita mientras las palas de los albañiles sellan las tumbas con cemento.

El fatal accidente ocurrió el pasado 1 de enero de este 2024, la familia García pasó de la alegría a la tristeza, esta fue la peor manera de recibir el Año Nuevo.

La familia se disponía a desayunar en Coatzacoalcos, así que los padres viajaban con su niños, pero a la altura del Jobo en la carretera Antigua Coatza Minatitlán chocaron contra otro vehículo.

Gabriela quedó viuda y sin un hijo, Juan y Juanito, quedaron prensados y murieron. Después de la operación Gaby se va recuperando.

La niña sobrevivió y  y acompañó a doña Catalina a darle el último adiós  a su papá y hermano.

«No puedo, no puedo» son los gritos de la hermana del pequeño Juan despidiéndose de él con lágrimas en los ojos. Ya no volverá a jugar con Juanito.

La familia, amigos y vecinos se dieron cita en en local “Mega Tortas en la Luis Donaldo Colosio, y de allí partieron al  Panteón Municipal de Cosoleacaque.

La caja de Juan, de 31 años,  fue la primera en bajar al lugar donde descansará eternamente. La música de banda sonó, tal y como a él le gustaba, así lo despidieron.

A Doña Catalina ya  le cuesta caminar pero a pesar de eso fue a despedirlos, entre lágrimas  les da el último adiós, su corazón ha quedado extrañando a sus amores.

Ella le grita a su hijo «¡Yo te estaba esperando!» mientras es sepultado, pues había quedado de pasar por ella el día siguiente de recibir el año nuevo para ir a comer, pero el nunca llegó y tampoco contestaban sus llamadas, jamás se imaginó que el habría sufrido el trágico accidente donde perdió la vida.

Toda la familia, lloro mientras la banda tocaba «Amor Eterno» y la caja de Juan tocaba la tierra, donde ahí descansara para siempre.

La camioneta de la funeraria, abrió la cajuela para sacar la caja blanca del pequeño Juanito de escasos 3 años, quién le hará compañía a su padre, pues ambos fueron sepultados juntos.

La hermana de Juanito resultó lesionada pero logró recuperarse para ir al funeral de su padre y hermano y  en compañía de su familia se acercaron  a la su caja para acariciarla.

«No puedo, no puedo» decía, pues abrazaba la caja de su hermano y no quería dejarlo ir.  Los albañiles  sellaron la caja clavos y la  prepararon para bajarla a la tumba. «Mi hermanito»,

Este momento fue lo más triste, los más fuertes se quebraron y decían: «Me aguante todo este tiempo, no puedo, no puedo».

La caja bajó lentamente, su hermanita y otra familiar tuvieron que ser agarradas, pues no querían dejar ir a Juanito. Así que fueron retiradas del sepelio para tranquilizarlas.

Los arreglos, fueron puestos en la tumba  y los globos blancos elevados  al cielo.

Sobre su tumba donde descansa el cuerpo de Juan y Juanito, quedó llena de arreglos y dos globos azules que decían «Te amo papá» y «Vuela Alto mi niño».

«Podemos decir también que la vida de Juan Terán y del pequeño Juan Jesus hasta aquí han culminado terrenalmente y su paso en esta tierra. Que Dios le bendiga y Dios le fortalezca a todos sus amigos, familiares y estaremos orando por la pronta recuperación de la familia de la esposa que fue de Juan”, concluyó el orador.

Doña  Catalina despidió a su  nieto e hijo, y agradece a todos los que mostraron su apoyo, los familiares la abrazan, aunque el abrazo que ella anhela es el su hijo y nieto. QEPD.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *