• 24 de junio de 2024 01:32

El “baile del guajolote tradición que sigue viva

PorAlcalá Noticias

May 25, 2024
Cosoleacaque, Ver
Mari Alcalá
Imagen del Golfo 

Han escuchado hablar del Son del Guajolote? Nos fuimos al municipio de Rafael Delgado cerca de Orizaba Veracruz, para ser testigos de este Son tradicional que se realizaba en una boda, que por cierto algunas familias de Cosoleacaque siguen conservando esta tradición.
 En Rafael delgado celebran las bodas con el ritual “Xochipitzahuatl” o Baile del guajolote, como en la boda de Valeria Ramos y Juan Carlos Limón, que de esta manera la familia celebró su unión.
 En este municipio si una pareja de jóvenes contrae nupcias se realiza este ritual ancestral. Que consiste en que las familias y padres de la novia regalan el “totole” vivo, con el que bailan al ritmo de la música de viento.
 En Cosoleacaque de la misma manera realizan este ritual al ritmo de las jaranas, y pasean el guajolote por las calles del municipio.
 Los familiares y amigos de los novios bailan con la vestimenta náhuatl: tilma oscura y blusa blanca de escarolas, mientras que el hombre usa pantalón y camisa de manta, así como huaraches.
Claro que en la fiesta de la ahora familia Limón Ramos todos los invitados participaron con la ropa que asistieron a la boda, porque si bien es un ritual ancestral, todos se divierten.
 Pero en que, ¿En qué consiste el baile del guajolote? El baile del guajolote es una costumbre y ritual prehispánico que permanece hasta nuestros días en México.
 Es una danza tradicional que se baila en la celebración de un matrimonio, en comunidades indígenas. La fiesta culmina con este ritual, formando dos filas de danzantes que bailan al ritmo de la música especial.
Los novios participan en este ritual, padres, padrinos, amigos y familia, imitan el cortejo que hacen estas aves, importantes en la era prehispánica; los participantes cargan sobre los hombros al guajolote mientras danzan alegremente.
 Participar en este baile es un honor y, los pobladores de Rafael Delgado lo llevan a cabo por tradición, costumbre, diversión y devoción. El baile y el son del guajolote En algunas también se realiza en otros estados, como en las comunidades de Oaxaca que aún se conserva una tradición que fue muy extendida en Mesoamérica, asociada con la boda tradicional: el baile y el son del guajolote.
 En el sur del estado, en comunidades zapotecas, el baile del guajolote se realiza al inicio de la ceremonia nupcial, que tiene lugar, durante la noche de la familia de la novia. Como primer acto, integrantes de la familia del novio bailan al ritmo del son del guajolote cargando canastos con pan, fruta y un guajolote macho y una hembra, adornados como novia y novio; también cargan mezcal, cervezas, refresco, entre otras cosas. Estos presentes se entregan a la familia de la novia.
 En particular, la guajolota hembra y el guajolote macho son llevados a la cocina, para su preparación, pues al otro día, muy temprano, serán consumidos como almuerzo por los invitados a la fiesta.
 Al concluir el baile, a los padrinos de la fiesta son dotados de un itacate en agradecimiento por su ayuda en la organización de la fiesta y por aceptar un padrinazgo frente a la Iglesia Católica.
 Y si, al día siguiente los invitados asisten al recalentado. En donde el guajolote es parte de la comida.
 Y si estás próximo a casarte, no se te olvide que debes de sellar tu matrimonio con el baile del guajolote.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *